martes, 12 de diciembre de 2017

A ti, por ser mi suerte.

Hay que ver el giro que puede dar tu vida en apenas unos meses. Si alguien llega a decirme hace cinco meses que todo lo que está pasando a día de hoy sería así probablemente me hubiese reído en su cara. Pero eso es algo que tú ya sabes, porque, si no me equivoco, tú tampoco lo pensabas. Pero diez meses después puedo afirmar con la mayor certeza del mundo que conocerte ha sido una de las cosas más increíbles que le ha pasado a mi vida en mucho tiempo.
 
Pasan los días y, en lugar de arrepentirme o replantearme las cosas, me reafirmo una y otra vez en que eres todo lo que necesitaba e incluso más, y es que desde que llegaste las cosas son mucho más fáciles, encontré en ti toda la calma que no tenía por mi misma, pero sobretodo encontré un lugar donde quiero compartir cada parte de mi, porque estar contigo es tener la certeza de que cada triunfo que consiga, tú lo disfrutarás el doble.
 
He leído mil veces que una relación no se trata siempre de dar y recibir lo mismo, sino de completarse, de que el día que uno solo pueda dar un 10%, el otro dé el 90 % que falta, y, sin duda alguna, tú me has enseñado que eso verdaderamente es así, me has enseñado que una persona puede completarte al cien por cien incluso cuando yo estoy en porcentaje negativo.
 
¿Pero cómo no voy a quererte si conviertes un día de mierda en uno increíble en menos de una hora? Quizás no te la diga mucho, pero muchas veces no hace falta que hagamos nada que no hagamos normalmente para que todo mejore en segundos. Que me encanta estar contigo siempre en el mismo sitio, que subas la música del coche para no escucharme hablar solo por ver mi cara de "qué coño estas haciendo", que te hagas el enfadado más de media hora y al final me eches la bronca a mi por no hacerte caso, que me haga la enfadada yo y en dos minutos me hagas reír y yo me enfade más aún porque no deberías hacerlo. Y como estas un millón de cosas más que aunque parezcan una mierda hacen que todo esto tenga el sentido que tiene para mí.
 
Sinceramente no sé si estoy enamorada o si esto va a durar mucho o poco, lo único que tengo mucho más que claro a día de hoy es que quiero sentirme así durante todo el tiempo que pasemos juntos y que ese tiempo sea igual de increíble o más de lo que lo ha sido hasta ahora. Pienso vivir el aquí y ahora sin pensar en lo que pasará en un futuro, porque para mi lo mejor está siempre por llegar. 
 
Gracias. Podría dártelas por una infinidad de cosas, pero no creo que tengas tiempo para leer tantos agradecimientos, así que gracias así, a secas, por aparecer, por aguantarme y por hacerme sentir mil veces mejor conmigo y con la vida desde que llegaste.
 
Eres ganas de vivir y yo tengo la suerte de vivirte día a día.
Te quiero.

jueves, 29 de enero de 2015

Es increíble como cambia el papel de una persona en tu vida en tan solo un año, es increíble como en tan poco tiempo puedes darte cuenta de que alguien se preocupa por ti más que por si mismo y estoy segura de que quien no tenga a esa persona no saben de lo que estoy hablando. No hago referencia a novios ni mucho menos, desde luego eso es algo que paso a un segundo plano después de la última etapa amorosa de mi vida, que al fin y al cabo lo único que va a seguir ahí es quien está desde un primer momento, día si y día también y no alguien que va prometiendo un amor eterno a lo loco, pero sinceramente ¿quién necesita eso de amor eterno teniendo a una persona como la que tengo yo?
No te considero una amiga, ni nada por estilo, para mi eres la hermana que nunca tuve y de verdad que tengo tantas cosas que agradecerte que no sé por donde empezar, no sé si empezar por las miles de tardes de risas o por las 3500 veces que has estado ahí para levantarme después de cada caída, porque a día de hoy estoy segura de que habrían cosas muy distintas en mi vida si no te hubiese conocido a ti, esa persona que te conoce completamente y sigue ahí después de haber conocido mi peor versión, alguien que llegó de la nada y pasó a formar parte de mi familia, como ya dijimos una vez: "Dejé de ser hija única justo el mismo día en el que tu apareciste en mi vida".  Gracias por haber aparecido en mi vida y convertirte en mi otra mitad, en la parte que sin duda alguna me faltaba para que todo fuese mejor.
Creo que sobra decir que a mi me vas a tener para todo, como te he tenido yo a ti desde un primer momento, que pase lo que pase voy a estar aquí porque personas como tú no se encuentran en todos lados, eres jodidamente increíble como persona, muchísimo más como amiga y el triple como hermana, que a mi me lo puedes contar todo y que en el momento que estés mal no te hace falta decírmelo, basta solo con tocar el timbre de mi casa porque creo que ya es más tuya que mía. Y digamos que yo nunca he servido para andar escribiendo textos y demás pero si me pusiera a enumerar todas las cosas que te debo esto no acabaría nunca, así que prefiero darte las gracias simplemente por ser como eres conmigo y por formar parte de mi y de mi vida.
EL DESTINO NOS HIZO AMIGAS, EL TIEMPO NOS HIZO HERMANAS!

sábado, 19 de julio de 2014



''Te garantizo que habrá épocas difíciles y te garantizo que en algún momento uno de los dos, o los dos querramos dejarlo todo, pero también te garantizo que si no te pido que seas mio me arrepentiré durante el resto de mi vida porque sé en lo más profundo de mi ser que estas hecho para mi.''